«Vayan y sean Felices…»

«Hermosa oportunidad de despedirlos con el corazón, chicos los amo! Vayan y sean Felices» (Ceferino Caiola) –

En el acto de egresados del colegio Bon Bosco, es costumbre que algún directivo del colegio, alumnos y también algún padre egresado del mismo colegio, expresen algunas sentidas palabras.

Ceferino Caiola sorprendió cuando al subirse al escenario (sin ningún papel), con sencillez presencial y en solo 4 minutos, con sus palabras y testimonio, emociono a todos los presentes, en especial a egresados y familiares que no dejaron de aplaudir de pie.

Ocurrió el día Sábado 8 en el Teatro Don Bosco. Repleto de alumnos egresados, amigos y familiares, Ceferino Caiola llegando al escenario y caminando hacia el micrófono exclamo mirando a la platea: «…te amo hijo… hijo te amo…»,  así inicio sus sencillas y emotivas palabras que regalo a los egresados de Don Bosco y cientos de familias reunidas.

«Brotaron de mi corazón» exclamo el Papa egresado Caiola y profe universitario cuando esta redacción lo consultaba y pedía autorización para difundir sus palabras en esta nota. El estallido de los aplausos de los presentes, la euforia y las lagrimas fueron las primeras reacciones, luego vinieron los abrazos, las lagrimas, las felicitaciones y los cánticos con esa alegría joven y contagiosa por la finalización de una hermosa etapa concluida.

Sin duda esos chicos, hoy egresados, no se olvidaran de su acto de fin de curso.

Textual de sus palabras:

«Hijo te amo… te amo hijo… hijo te amo !!

Una cosa más importante antes que esto quisiera decir, los hombres, los padres, las mujeres, las madres que están: felicitaciones chicos. Han terminado una etapa, han madurado, han estudiado, se han dispuesto. Gracias, Gracias a Dios que los acompañó.

El Vicedirector, la Secretaria, a todos los profesores, las profesoras que con amor los acompañaron. Gracias a todo personal docente, no docente.

Hace 31 años estaba parado un poquito más allá de un alumno, que abrazado como ustedes se paró y vino aquí y dijo palabras, recién conversaba justo con un padre esto. 31 años después, cuatro cosas me gustaría decirles rápido: Nosotros, la sociedad estructurada, la generación rígida, les queremos decir que está permitido errar; la pucha si no van a errar en la vida. Está permitido errar, se pueden confundir; si esa chica no es para vos?, si me sumerjo con este flaco y no va?, si quiero estudiar Ingeniería y no era lo mío?, está permitido errar chicos. Lo que no está permitido es no aprender de los errores.

Cada golpe, cada moretón que la derrota les marque, no será un tatuaje, porque no les tiene que durar para siempre. Cuando estén en el piso, van a tener la mano de Dios, que con su infinito amor y tremenda misericordia los va a ayudar a levantarse, de la misma manera que los brazos de papá y de todo el amor de mamá. Se tienen que levantar y otra vez tienen que salir, otra vez voy para allá.

Lo segundo es que sean amigos. Yo veía a mis amigos abrazados hace 31 años y créanme que un amigo te puede salvar. Sean amigos, la tecnología los va ayudar, pero abrácense, tomen un mate, viajen, caminen, disfruten de la amistad, den amor; eso es lo único que vale. Sean amigos.

Tercero, que me gustaría decirles después de estos 31 años, es que decidan, traten de ver, para qué sirven, cuál es la unción que me mantiene. ¿En qué son especialistas? ¿Cuál es su principal virtud? y abrácenla como propósito, eso es lo mejor que nos puede pasar a todos.

Si quieren ser peluqueros, el mejor, si van a ser Ingenieras, la mejor. No decidan por el grosor del bolsillo, esas son pavadas. Al «caraxo» con que papá Contador, mamá Contadora, tío, abuelo Abogado. ¡LO QUE LES GUSTA! Para lo que sirven, eso es lo que tienen que hacer en la vida. Tener un propósito, abrazarlo con fuerza y apasionarse.

Lo cuarto que les quisiera decir y para terminar chicos, es que vayan y sean felices. Sean felices, porque te amo hija, te amo hijo, eso es lo que les queremos decir los padres. Estoy seguro, que cualquiera de las mamás de acá, cruzaría el mundo para acompañarlos y hacerlos cumplir sus sueños. Erren, aprendan de los errores, sean amigos de Dios y de ustedes. Defiendan su propósito. Dios los bendiga, vayan y sean felices.

Te amo hijo, hijo te amo».

Mas de Ceferino Caiola

Fue bancario, actualmente es empresario de la carne (Que Carne Cefe en el mercado Municipal), profesor universitario e impulsor del nuevo sitio «Shift Ya» en el canal You Tube. En su paso por la función publica, el intendente en ese momento le encomendó una difícil tarea, se hizo cargo del organismo  «Cles» (el Consejo Local Económico y Social (CLES), cargo que pretendió ejercer ad honorem y como no se lo permitieron, dono siempre su sueldo a una institución de bien publico. el Consejo Local Económico y Social (CLES)

El Cles, se desarrollo en la intendencia de Rodolfo Lopes, organismo creado para agrupar, coordinar y nuclear a las ong dedicadas a la ayuda social (Caritas, iglesias de distintos cultos, comedores, merenderos, planes de vivienda).

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*